Inicio arrow Portafolio arrow En el Archivo arrow Codex Alimentarius
viernes, 18 de abril de 2014
Menú principal
Inicio
Libro de Visitas
Pública tu Artículo
Buscar
Quienes Somos?
Secciones
Hist. Ingeniería Industrial
Ingeniería Industrial
Estadística
Investigación Operativa
Diseño de Producción
Seguridad Industrial
Control de Calidad
SWiSH Movie - Publica2.swi - www.swishzone.com

 

 

Convocatorias Vigentes
En Nuestro País..
En Nuestro País!

José Miguel Minier, quien dice es amigo de Martínez, no revela nombres de los que entregaron el docu    JOSÉ MIGUEL MINIER, QUIEN DICE ES AMIGO DE MARTÍNEZ, NO REVELA NOMBRES DE LOS QUE ENTREGARON EL DOCUMENTO   Martes 28 de Febrero del 2012     Comisión del PRD le habría entregado a Marcos Martínez documentos en contra de Margarita.   Santo Domingo- El reconocido jurista santiagués José Miguel Minier, dijo hoy que el abogado y comentarista de televisión Marcos Martínez, le habría informado que fue una alta comisión del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que le entregó los documentos en el que señala una supuesta cuenta bancaria en euros de la primera dama, Margarita Cedeño de Fernández, en un banco de Dinamarca. Minier, ex presidente de la Asociación de Abogados de Santiago, hizo un llamado a Martínez, a quién define como su amigo personal y colega, a que se dote de valentía, se retracte y delate a las personas que le entregaron los documentos falsos. Según el abogado, Marcos Martínez, quien hoy no fue a su programa Diario 55, que se difunde por el canal 55 en esta ciudad, no debe dejar que un juez lo condene a una pena de 3 a 10 años, aparte de una indemnización. El letrado reveló que Martínez le manifestó que una alta comisión le entregó ese documento y que él le habría expresado que por qué no se lo daban a Juan TH, pero le respondieron que ellos preferían que esa denuncia se hiciera en la provincia de Santiago. Minier en una improvisada rueda de prensa realizada hoy en el Palacio de Justicia de Santiago, comentó que de acuerdo a lo que le dijo Marcos, del que insistió es su amigo, él recibió la llamada de una persona que le refrendó la documentación entregada por la comisión y que luego de ello, al parecer, el comunicador hizo la denuncia. Sin embargo, no quiso revelar el nombre de la persona que le hizo la llamada a Marcos, alegando que no tiene autorización. “Yo como no estoy autorizado porque se podría decir que ese nombre se lo dijo al amigo, al abogado, aunque no soy el abogado de este caso, yo espero que eso él lo diga mañana (miércoles) o cuando vea las noticias y se retracte y tenga la valentía de decirlo, porque eso fortalece el futuro inmediato y el presente para que ninguna persona utilice a un comunicador en el país”, comentó. Los periodistas insistieron para que Minier revelara los nombres de las personas que le entregaron el documento a Martínez, pero dijo que prefiere que sea el abogado y comentarista de televisión que lo diga. Reiteró que ciertamente Marcos Martínez se lo dijo, pero que él no se atreve a decirlo, porque se ve más adecuado que sea el propio comentarista que lo haga porque él no se lo dijo bajo el secreto profesional. “Yo espero que el dé el paso, así como tuvo la valentía de denunciar ese hecho, que tenga la valentía de retractarse ante toda la opinión pública y resarcir mínimamente el daño que le ha causado a la primera dama Margarita Cedeño de Fernández”, observó Minier.’ El jurista recordó que ha defendido legalmente a su amigo Marcos, pero que en el caso de la Primera Dama no es su abogado....   Más noticias...     More info...

Servicios
Contacto
Su Publicidad
Internacional
Codex Alimentarius

Text Taken From

http://www.codexalimentarius.net/

CODEX ALIMENTARIUS

El Codex Alimentarius, o código alimentario, se ha convertido en un punto de referencia mundial para los consumidores, los productores y elaboradores de alimentos, los organismos nacionales de control de los alimentos y el comercio alimentario internacional. Su repercusión sobre el modo de pensar de quienes intervienen en la producción y elaboración de alimentos y quienes los consumen ha sido enorme. Su influencia se extiende a todos los continentes y su contribución a la protección de la salud de los consumidores y a la garantía de unas prácticas equitativas en el comercio alimentario es incalculable.

El Codex Alimentarius brinda a todos los países una oportunidad única de unirse a la comunidad internacional para armonizar las normas alimentarías y participar en su aplicación a escala mundial. También permite a los países participar en la formulación de normas alimentarías de uso internacional y contribuir a la elaboración de códigos de prácticas de higiene para la elaboración de recomendaciones relativas al cumplimiento de las normas.

La importancia del Codex Alimentarius para la protección de la salud de los consumidores fue subrayada por la Resolución 39/248 de 1985 de las Naciones Unidas; en dicha Resolución se adoptaron directrices para elaborar y reforzar las políticas de protección del consumidor. En las directrices se recomienda que, al formular políticas y planes nacionales relativos a los alimentos, los gobiernos tengan en cuenta la necesidad de seguridad alimentaría de todos los consumidores y apoyen y, en la medida de lo posible, adopten las normas del Codex Alimentarius o, en su defecto, otras normas alimentarías internacionales de aceptación general.

El Codex Alimentarius es especialmente pertinente para el comercio alimentario internacional. Los beneficios para el comercio mundial de alimentos en constante aumento de contar con unas normas alimentarías uniformes que protejan a los consumidores son evidentes.

No es de extrañar, pues, que tanto el Acuerdo sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (Acuerdo SFS) como el Acuerdo sobre Obstáculos Técnicos al Comercio (Acuerdo OTC) alienten la armonización internacional de las normas alimentarías. Estos acuerdos son producto de la Ronda Uruguay de negociaciones comerciales multinacionales, y citan normas internacionales, orientaciones y recomendaciones como las medidas preferidas para facilitar el comercio internacional de alimentos.

En ese sentido, las normas se han convertido en puntos de referencia internacionales por los que pueden evaluarse las medidas y reglamentos alimentarios nacionales con arreglo a los parámetros jurídicos de los Acuerdos de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

En términos sencillos, El Codex Alimentarius es un conjunto de normas, códigos de prácticas, directrices, y otras recomendaciones. Algunos de estos textos son muy generales y otros muy específicos. Algunos contienen requisitos detallados sobre un alimento o grupos de alimentos; otros tienen por objeto el funcionamiento y la gestión de procesos de producción o el funcionamiento de sistemas de reglamentación pública de la inocuidad de los alimentos y la protección de los consumidores.

NORMAS, CÓDIGOS DE PRÁCTICAS, DIRECTRICES Y OTRAS RECOMENDACIONES

Las normas del Codex generalmente tienen por objeto características de productos y pueden contemplar todas las características reguladas por el Estado propias de un producto, o una sola característica. Los límites máximos de residuos (LMR) de plaguicidas o medicamentos veterinarios en alimentos constituyen ejemplos de normas que regulan una sola característica. Existen normas generales del Codex para aditivos alimentarios y contaminantes de los alimentos y toxinas en los alimentos que contienen disposiciones tanto generales como específicas para un producto determinado. La Norma General del Codex para el Etiquetado de los Alimentos Preenvasados abarca todos los alimentos de esta categoría. Dado que las normas tienen por objeto características de productos, se pueden aplicar en todos los lugares donde se comercie con dichos productos.

Los métodos de análisis y muestreo del Codex, incluidos los de los contaminantes y residuos de plaguicidas y medicamentos veterinarios en alimentos, también se consideran normas del Codex.

Los códigos de prácticas del Codex -incluidos los de higiene- definen las prácticas de producción, elaboración, manufacturación, transporte y almacenamiento de alimentos o grupos de alimentos determinados que se consideran esenciales para garantizar la inocuidad y aptitud de los alimentos para el consumo. Por lo que respecta a la higiene de los alimentos, el texto fundamental son los Principios Generales del Codex de Higiene de los Alimentos, que introduce la utilización del análisis de peligros y de puntos críticos de control (HACCP) para el sistema de gestión de la inocuidad de los alimentos. Un código de prácticas para la regulación del uso de medicamentos veterinarios proporciona orientación general en este ámbito.

Las directrices del Codex se dividen en dos categorías:

  • Los principios que establecen políticas en determinados ámbitos fundamentales.

 

  • Las directrices para la interpretación de dichos principios o de las disposiciones de las normas generales del Codex.

En el caso de los aditivos alimentarios, los contaminantes, la higiene de los alimentos y la higiene de la carne, los principios fundamentales que informan la regulación de estas cuestiones están incorporados a las normas y códigos de prácticas pertinentes.

Existen principios del Codex independientes sobre:

  • La adición de nutrientes esenciales a los alimentos.

  • La inspección y certificación de importaciones y exportaciones de alimentos.

  • El establecimiento y la aplicación de criterios microbiológicos para los alimentos.

  • La realización de evaluaciones de riesgos microbiológicos.

  • Los análisis de riesgos para alimentos obtenidos por medios biotecnológicos modernos.

NORMAS PARA PRODUCTOS

El mayor número de normas específicas del Codex Alimentarius lo constituye, con diferencia, el grupo denominado «normas para productos». Los principales productos incluidos en el Codex son los siguientes:

  • Cereales, legumbres (leguminosas) y productos derivados, incluidas las proteínas vegetales

  • Grasas y aceites y productos afines

  • Pescado y productos pesqueros

  • Frutas y hortalizas frescas

  • Frutas y hortalizas elaboradas y congeladas rápidamente

  • Zumos (jugos) de fruta

  • Carne y productos cárnicos; sopas y caldos

  • Leche y productos lácteos

  • Azúcares, productos del cacao y chocolate y otros productos varios

 

ACTIVIDADES DE LA COMISIÓN

En el Manual de Procedimiento de la Comisión del Codex Alimentarius se enuncian la base jurídica de las actividades de la Comisión y los procedimientos que ha de aplicar. Como todos los demás aspectos de la labor de la Comisión, los procedimientos para la preparación de normas están perfectamente definidos y son accesibles y transparentes. En esencia comportan:

  • La presentación de una propuesta relativa a una norma que ha de elaborar un gobierno nacional o un comité auxiliar de la Comisión. A continuación se suele presentar un documento de debate en el que se expone el objetivo que se pretenda alcanzar con la norma propuesta, y posteriormente una propuesta de proyecto en la que se indica el calendario de trabajo y su prioridad relativa.

 

  • La decisión, por parte de la Comisión o del Comité Ejecutivo, de que se elabore una norma de acuerdo con la propuesta. Existen unos «Criterios para el establecimiento de las prioridades de los trabajos» que ayudan a la Comisión o al Comité Ejecutivo a tomar decisiones y a seleccionar o crear el órgano auxiliar que se encargará de supervisar la norma durante todo su desarrollo. En caso necesario, se puede crear un nuevo órgano auxiliar -habitualmente un grupo de acción especializado-.

 

  • La Secretaría de la Comisión se encarga de preparar un anteproyecto de norma y de distribuirla a los gobiernos de los Estados Miembros para que formulen observaciones.

 

  • Las observaciones son examinadas por el órgano auxiliar al que se ha confiado la tarea de elaborar el anteproyecto de norma, el cual puede presentar el texto a la Comisión como proyecto de norma. El proyecto también se puede remitir a los Comités del Codex encargados del etiquetado, la higiene, los aditivos, los contaminantes o los métodos de análisis para que ratifiquen el asesoramiento especializado que se haya podido prestar en estos ámbitos.

 

  • Casi todas las normas tardan varios años en elaborarse. Una vez adoptada por la Comisión, la norma del Codex se añade al Codex Alimentarius.

 

Ver Imagen

Revisión y adaptación: actualización del Codex Alimentarius

La Comisión y sus órganos auxiliares están encargados de actualizar las normas y textos afines del Codex para garantizar que estén en consonancia con los conocimientos científicos del momento y las necesidades de los Estados Miembros. La mayor parte de los países necesitan normas menos prescriptivas actualmente -especialmente para los productos- que las que se elaboraron en los decenios de 1970 y 1980. La Comisión es consciente de ello y ha venido refundiendo sus numerosas normas detalladas más antiguas en nuevas normas más generales. La ventaja de ello es que permite una cobertura más amplia así como innovar en la elaboración de nuevos productos alimenticios. Naturalmente, este proceso de revisión y renovación mantiene y refuerza la base científica de la protección de los consumidores.

El procedimiento de revisión o refundición es el mismo que se utiliza para la preparación inicial de las normas.

APLICACIÓN DE LAS NORMAS DEL CODEX

Se considera que la armonización de las normas alimentarías contribuye a proteger la salud de los consumidores y, en el mayor grado posible, al comercio internacional. Por esa razón, los Acuerdos de la Ronda Uruguay sobre la Aplicación de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias (SFS) y sobre Obstáculos Técnicos al Comercio (OTC) alientan la armonización internacional de las normas alimentarías.

El creciente interés mundial por todas las actividades del Codex indica claramente la aceptación en todo el mundo de los conceptos del Codex, que se refieren a la armonización, la protección de los consumidores y la facilitación del comercio internacional, pero en la práctica a muchos países les resulta difícil aceptar las normas del Codex en el sentido reglamentario. Ordenamientos jurídicos y sistemas administrativos diferentes, regímenes políticos dispares y, en ocasiones, la influencia de las actitudes y conceptos nacionales acerca de los derechos soberanos obstaculizan el progreso de la armonización y desalientan la aceptación de las normas del Codex.

Sin embargo, a pesar de esas dificultades el proceso de armonización está cobrando impulso gracias al firme deseo internacional de facilitar el comercio y al deseo de los consumidores en todo el mundo de acceder a alimentos inocuos y nutritivos. Un creciente número de países están adaptando sus normas alimentarías nacionales, o partes de ellas (especialmente las relativas a la inocuidad), a las del Codex Alimentarius. Esto sucede en particular en el caso de los aditivos, contaminantes y residuos, es decir los elementos invisibles.

Sólo los usuarios registrados pueden escribir comentarios.
Por favor valídate o regístrate.

Comentario[s]

Powered by AkoComment 2.0!

 
También
Favoritos
Enlazanos
Encuestas
¿Cómo Califica Nuestra Web?
 
Apuntes
La Autoridad
Psicología Industrial
Motivación
Portafolio